jueves, 3 de julio de 2014

Mudanza

Desde hace un par de días pueden encontrar parte del archivo de este blog y todo lo que haga de ahora en adelante aquí. Me pareció que era mejor tener todo en un mismo lugar, así que allí verán fotos, recetas, proyectos, paseos y todo lo que hasta hace un mes desperdigaba por diferentes espacios virtuales.

¡Los espero por allá!

lunes, 2 de junio de 2014

Tejido de punto


La semana pasada anduve buscando tejido de punto. Recorrí varios lugares pero terminé comprando en la retacería Mary, en Villa Adelina.


A la izquierda: algodón matelassé. Al centro: punto roma. Dos tejidos bastante estables, ceden mucho menos que una remera común; los compré para hacer un par de Mabels -una faldita super simple de Colette Patterns, estoy siguiendo el sewalong-. A la derecha: un jersey de algodón bastante liviano que no tenía en mi lista de compras, pero lo vi y tuve que llevar unos metros. Aún no decido si se convertirá en un vestido (¿Moneta? ¿Lady Skater? ¿Jorna?) o en dos remeras.

Y así, de a poquito, comienzo.

sábado, 11 de enero de 2014

El plan

So here's the thing: nunca en mi vida tuve un buen guardarropas. Nunca tuve mucha ropa, nunca tuve plata para comprar ropa, nunca tuve algo de plata y tiempo a la vez para hacerme la ropa que necesito y nunca estuve conforme con mi cuerpo como para mimarlo con un vestidor que dé gusto.

Not any more.

Uno de mis planes para este 2014 apenas estrenado es construir un guardarropas decente; empezó como una NYR y hace dos días descubrí que voy a tener esta suerte de grupo de contención, así que me tiré a la pileta. De antemano tengo planes, ideas, ganas.

Varios vestidos, porque los amo. Unas cuantas faldas versátiles. Poco tejido de punto, pero impecable. Un par de abrigos de buen corte. Blusas y camisas que no tironeen. Algunas piezas tejidas a mano. Al menos dos pantalones que calcen perfecto. Y accesorios.

No va a ser fácil porque sigue estando el temita de que soy una bola amorfa horrible y todo me queda mal, pero al menos es la idea. Planificar, no coser prendas por capricho, combinar telas desde la compra, hacerme de elementos intercambiables que siempre queden bien. El objetivo es que el próximo verano (prácticamente todo un año de organización, curaduría y costura) pueda abrir el placard y encuentre dos cosas: en primer lugar, ropa -no es algo habitual en este momento ni lo ha sido los últimos 25 años-, y en segundo lugar, opciones viables para vestirme en cualquier momento.

Mi intención es construir este guardarropas con prendas hechas en mi tallercito y nutrirlo con algunas compras. A saber: zapatos, accesorios y ropa interior.

The game has begun.


martes, 10 de diciembre de 2013

Ropita: Zinnia

Cuando volví a casa de mi último viaje a MDP traje conmigo un pequeño botín de telas -regalo de mis papás-, cada pieza destinada a un proyecto en particular. En el medio hubo clases, desgrabaciones, cansancio y demás, así que recién la semana pasada logré poner manos a la obra.

Un poco por obligación (necesitaba ropa para un evento el sábado pasado) y otro poco por necesidad de volver a mi taller sin frustración decidí empezar por algo simple pero que el resultado fuera realmente bueno. Cuando lanzaron este pattern a la venta, lo compré. Y lo tuve ahí, juntando polvo un par de meses. Es una falda que puede hacerse con frunce o con pinzas sueltas, con botones o cierre invisible, por arriba o abajo de la rodilla.

Elegí la versión 3 -que puede hacerse con telas livianas porque lleva forrería- pero con el largo y los bolsillos de la versión 2. Un par de metros de seda estampada y otro par de raso para forrar, un retacito de fliselina, un cierre invisible, un botón y mucha paciencia para trabajar con slippery fabrics.

Imprimí. Ensamblé. Corté. Lavé. Planché. Ticé. Corté. Cosí. Planché. Y el sábado la estrené.


Pros: el patrón es muy simple, las instrucciones son claras y el negro oculta un poco el desastre.
Cons: mi máquina de coser no da más, casi la tiro por el balcón a la hora de colocar el cierre invisible.

Dejo algunas fotos (ninguna usándola, me da pavor sólo de pensarlo).


La cintura con tablas.


Márgenes de costura terminados con overlock.


Desastroso cierre (no) invisible y botón.


Bolsillo en costura lateral.


Ruedo pseudo rouloté con overlock. Y sí: eso es un pelo de mi gato. Sorry.